Preguntas y respuestas sobre el VIH y el SIDA

¿Quién fue el descubridor del VIH?, ¿Cómo se originó la pandemia del SIDA? Encuentra la respuesta para ésta y otras preguntas.
VIH y SIDA

El COVID-19 ha cambiado nuestras vidas completamente, sin embargo también ha reavivado sentimientos que muchos no recordaban desde la época de pandemia del SIDA, a finales del pasado siglo. El coronavirus es completamente distinto al VIH salvo por un aspecto, el poder de evocar el terror en aquellos que lo padecen, ya que en un sentido más o menos literal, suelen ser aislados socialmente.

Contenidos ocultar

Ambos virus han sido capaces de generar pandemias, y ya que pronto será 1 de diciembre, Día Internacional de la lucha contra el VIH/SIDA, me parecía necesario hacer un post respondiendo las preguntas más comunes que surgen ante este tipo de virus.

¿Qué significa VIH?

VIH son las siglas para denominar al Virus de la Inmunodeficiencia Humana.

¿Qué significa SIDA?

Es el Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida.

¿Qué es el VIH?

El VIH es un retrovirus humano, perteneciente al género lentiviridae dentro de la familia retroviridae. Como todos los retrovirus, el VIH se hospeda en los linfocitos T. Una vez allí, este virus produce la lisis de los linfocitos provocando una severa inmunosupresión.

A diferencia de otros lentivirus, el VIH sólo infecta a los seres humanos. Tiene dos características de gran importancia: su gran variabilidad genética y su rápida replicación, lo que facilita su adaptación a nuevas situaciones. Hay dos tipos de VIH: VIH-1 y VIH-2

ANUNCIO

¿Cómo es la estructura del virus del VIH?

El VIH es una partícula esférica de 80 a 100nm. Su estructura consiste en una envoltura lipidoproteica y una nucleocápside central denominada core, en cuyo interior se localiza el material genético (ARN) y determinadas enzimas necesarias para el ciclo vírico. Posee tres genes estructurales, gag, pol y env, que realizan una serie de funciones:

  • Gen de antígeno de grupo (gag): codifica la síntesis de una serie de proteínas con funciones estructurales.
  • Gen de envoltura (env): codifica la síntesis de una serie de proteínas de envolturas, que sirven como estructuras de fijación a los receptores de superficie de las células.
  • Gen polimerasa (pol): codifica la síntesis de tres enzimas (transcriptasa inversa, integrasa y proteasa).

¿Qué diferencias hay entre VIH y SIDA?

El hecho de estar infectado por VIH no significa necesariamente padecer SIDA. La infección por VIH comprende una serie de etapas según la evolución de la enfermedad:

  • Fase aguda
  • Fase intermedia o crónica
  • Fase avanzada

Es en esta última fase donde podríamos etiquetar clínicamente a un enfermo infectado por VIH de SIDA. Para ello debe cumplir uno de estos dos parámetros, independientemente de si presenta sintomatología o no:

  • Recuento de linfocitos T CD4 inferior a 200 células/mm3
  • Porcentaje linfocitario T CD4 inferior al 14%

¿Cuál es el origen del VIH/SIDA?

Según la hipótesis más aceptada y extendida, durante la época de los años 30 en África, el VIH realizó un salto interespecie desde chimpancé a humano. Esto fuera debido probablemente al consumo de carne de primate.

¿Por qué se extendió el SIDA?

Aunque es muy posible que hubiera casos previos de infección en humanos, los cambios sociales de la inmigración de la población rural africana hacia las grandes ciudades, el aumento de los viajes internacionales, las drogas, la promiscuidad sexual y el poco control de los productos hemoderivados en transfusiones fueron un caldo de cultivo excelente para que el virus se extendiera con rapidez a nivel global.

¿Quién es el paciente 0 del VIH?

El primer caso documentado de infección por VIH data de 1959, detectado en una muestra de suero de un paciente procedente de la República Democrática del Congo.

¿Cómo se descubrió el SIDA?

Durante 1981 el Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de EEUU (CDC por sus siglas en inglés – Center for Disease Control and Prevention) descubrió la conexión de ciertas enfermedades comunes como la neumonía con otras no habituales como el Sarcoma de Kaposi en pacientes homosexuales que solían fallecer rápidamente de otras infecciones oportunistas.

Su aparición en pacientes hemofílicos fue la clave para que el CDC identificara un nuevo agente infeccioso transmisible por vía parenteral o sexual y que producía una inmunosupresión muy severa.

¿Quién descubrió el VIH?

Luc Montagner en 1983.

Aunque hasta 2008 se habló del co-descubrimiento de los profesores Robert Gallo (Instituto Nacional del Cáncer – EEUU) y Luc Montagner (Instituto Pasteur – Francia) al aislar el virus causante del SIDA, fue Montagner quien posteriormente recibiría el Premio Nobel de Medicina cuando se demostró que el equipo americano había presentado como propio el patógeno aislado del equipo francés.

¿Qué provoca el VIH en el organismo?

El virus del VIH altera y destruye lentamente el sistema inmunitario a través de la lisis de los linfocitos T CD4. Las células infectadas por el VIH mueren, el organismo no puede defenderse y la persona puede sufrir de infecciones oportunistas.

Se produce una infección aguda inicial, con una sintomatología poco específica (fiebre, mialgias…), pasando por un largo periodo de latencia clínica asintomática, hasta desembocar en una fase más avanzada de infecciones oportunistas y neoplasias (fase SIDA).

¿Cuánto tiempo puede vivir una persona con VIH?

Antes del Tratamiento Antirretroviral de Gran Actividad (TARGA), las manifestaciones de las infecciones oportunistas y la muerte por SIDA aparecían en un 70-80% de los pacientes en un periodo de 8 a 12 años.

En progresores rápidos, el SIDA se desarrolla en un periodo de 3 a 5 años, mientras que en progresores lentos la etapa de SIDA no se desarrolla hasta los 8-10 años.

En general, la esperanza de vida antes de la era TARGA era de unos 10 años. Actualmente, gracias a los antirretrovirales, la infección por VIH se ha convertido en una enfermedad crónica.

¿Qué es la carga viral?

Cuando hablamos de la carga viral del VIH o de cualquier tipo de virus, nos estamos refiriendo a la cantidad (copias) de ese virus que hay en sangre.

¿Para qué se mide la carga viral del VIH?

Para medir la progresión de la infección por VIH a SIDA. Su medición es más fiable que la cifra de linfocitos T CD4 para monitorizar la evolución de la enfermedad.

Además resulta crucial medir la carga viral antes del inicio del tratamiento antirretroviral para monitorizar su efectividad (si disminuye un 90% dentro de las primeras 8 semanas quiere decir que el tratamiento funciona).

Se considera que el paciente tiene una carga viral “indetectable” cuando es inferior a 50 copias.

¿Cuándo se detecta la carga viral del VIH?

En la infección por VIH la carga viral en sangre se detecta a partir de la primera semana del contacto con el virus, y aumenta exponencialmente al no existir una respuesta inmune específica frente al virus (periodo ventana).

¿Cómo comienzan los signos y síntomas del VIH?

Al inicio de la infección, en el 50-90% de los casos los pacientes experimentarán algún tipo de sintomatología. El periodo de incubación es de 2 a 4 semanas, con síntomas poco específicos y muy similares a los de la mononucleosis e iguales tanto en mujeres como en hombres. Los primeros síntomas del VIH suelen ser:

  • Fiebre
  • Molestias faríngeas
  • Pequeñas adenopatías
  • Rash cutáneo máculo-papular
  • Atralgias
  • Mialgias

Los síntomas se resuelven de forma espontánea en una a cuatro semanas. Tras esto el paciente suele entrar en un periodo de latencia asintomática que puede durar años hasta la aparición de síntomas en fase avanzada/SIDA.

¿Cómo saber si alguien tiene SIDA?

Mediante un análisis de sangre que muestre un recuento de linfocitos T CD4 inferior a 200 células/mm3 o un porcentaje inferior al 14%, además de una serología positiva para VIH.

El paciente puede estar asintomático o no, por lo que también es posible diagnosticarlo si, además del criterio anterior, cumple alguna de las siguientes manifestaciones clínicas:

  • Candidiasis oral
  • Infecciones concomitantes de transmisión sexual
  • Manifestaciones cutáneas como dermatitis seborreica o molluscum contagioso
  • Tuberculosis
  • Neumonía de origen bacteriano recurrente
  • Linfoma

¿Cómo se desarrolla el SIDA en el cuerpo humano?

El SIDA, como comentábamos en respuestas anteriores, es la situación en la que el sistema inmune, a consecuencia de la infección por VIH, es incapaz de generar una respuesta eficaz. A consecuencia de ello se desarrollan infecciones oportunistas, neoplasias o se reactivan infecciones latentes. Salvo la demencia y el “wasting síndrome” asociados a VIH, las manifestaciones de los pacientes en esta fase dependerán de las complicaciones infecciosas y tumores que produzcan.

El VIH va depleccionando la cifra de linfocitos T CD4 en sangre, y sumado a las condiciones sociosanitarias y hábitos de los pacientes, la enfermedad progresará en mayor o menor medida. En ausencia de tto, una vez manifestadas las infecciones oportunistas y neoplasias, la enfermedad acaba con la vida del paciente en 1 o 2 años.

¿Cómo se detecta el VIH?

Para diagnosticar la infección por VIH hay que realizar pruebas de laboratorio dado lo inespecífico de sus manifestaciones clínicas.

Las más utilizadas son las pruebas de detección rápida (test rápido del VIH – basta con una gota de sangre) o las pruebas serológicas (EIA o WB – detectan anticuerpos específicos en suero sanguíneo o fluidos biológicos).

¿Qué pruebas de detección del VIH existen?

Existen una serie de pruebas de laboratorio divididas en dos grupos:

Métodos directos:

Nos permiten detectar el propio virus o alguno de sus componentes, como proteínas o ácidos nucleicos.

  • Cultivo viral
  • Detección de ácidos nucleicos: PCR, LCR, Bdna o NASBA
  • Antigenemia

Métodos indirectos:

Reconocen los anticuerpos específicos producidos por el sistema inmune como respuesta a la presencia del virus en el organismo.

  • Detección de anticuerpos específicos
  • Pruebas de cribado: Enzimoinmunoanálisis (EIA), aglutinación
  • Pruebas de confirmación y suplementarias: WB (Western Blot), RIPA, IFI, LIA

¿Cómo se transmite el VIH?

A través de contacto con sangre, semen, secreciones vaginales y cervicales y leche materna de un portador infectado. Las vías de transmisión son sexual (homo y heterosexual), parenteral y vertical (madre a hijo).

¿Es el VIH una infección de transmisión sexual?

Sí, dado que la transmisión del virus se produce por el contacto de mucosas con semen o secreciones vaginales o cervicales de un individuo infectado. El sexo oral, anal y la penetración tanto en relaciones homosexuales como heterosexuales son consideradas prácticas de elevado riesgo de infección entre un individuo seronegativo y otro seropositivo.

¿El VIH se transmite por saliva?

No, el virus no se encuentra en la saliva del portador. Sin embargo no se recomienda compartir objetos de higiene personal como cepillos de dientes ya que cualquier gota de sangre en contacto con mucosas deterioradas o lesionadas podría resultar en infección del usuario.

¿Cuál es el número de infectados por VIH en España?

Las cifras de 2018 muestran que se detectaron 3.244 nuevos casos de VIH, uniéndose a los 53.770 diagnosticados desde 2003.

Desde el inicio de la epidemia de VIH allá por los años 80 se han diagnosticado en España 88.135 casos de SIDA.

¿Cuál es la cura para el VIH?

A día de hoy no se puede curar la infección por VIH, sin embargo gracias al TARGA se puede cronificar la infección disminuyendo su carga viral hasta hacerla casi indetectable.

¿Existe una vacuna contra el VIH?

No, actualmente no se ha conseguido crear ninguna vacuna contra el VIH. Existen líneas de investigación dedicadas a su desarrollo, como el ensayo clínico de la vacuna MVA-B que ofrece un 90% de protección en sus resultados preliminares.

Sin embargo se recomienda encarecidamente a los pacientes con infección por VIH administrarse vacunas como las de la gripe, la triple vírica, etc. con el fin de reforzar su sistema inmunitario.

¿Cuál es el tratamiento para una persona con VIH?

Para el tratamiento del VIH se emplean los TARGA o terapia antirretroviral de gran actividad (HAART en inglés). Éste utiliza una combinación de tres o más medicamentos antirretrovirales. Los más empleados son:

  • Inhibidores nucleosídicos/nucleotídicos de la transcriptasa inversa: abacavir, emtricitabina y tenofovir.
  • Inhibidores no nucleosídicos de la transcriptasa inversa (NNRTI): efavirenz, etravirina y nevirapina.
  • Inhibidores de la proteasa (PI): atazanavir, darunavir y ritonavir.
  • Inhibidores de la entrada: enfuvirtida y maraviroc.
  • Inhibidores de la integrasa: dolutegravir y raltegravir.

¿Qué es la profilaxis pre-exposición del VIH?

La profilaxis pre-exposición (PrEP) es una intervención biomédica dirigida a prevenir la transmisión del VIH en personas seronegativas para el VIH con alto riesgo de contraer la infección. La combinación autorizada se basa en tenofovir disoproxil fumarato (TDF) más emtricitabina (FTC) en una sola pastilla (Truvada®), una vez al día.

¿Qué es la profilaxis post-exposición del VIH?

La profilaxis post-exposición (PPE) es una intervención biomédica dirigida a prevenir la transmisión del VIH en personas seronegativas una vez ha tenido lugar la exposición primaria al virus. Se debe hacer diferencia entre la Exposición Ocupacional (EO) o que se produce en un ámbito laboral (sanitario, etc.) y la Exposición No Ocupacional (ENO). La PPE ha de iniciarse lo antes posible tras la EO al VIH, preferiblemente en las primeras 24 horas y siempre dentro de las primeras 72 horas. En el caso de la ENO, debe estudiarse la administración de la PPE en función del riesgo/beneficio de cada caso.

¿Cómo prevenir el VIH?

Se deben establecer tres pilares en la prevención de la infección por VIH

Evitar la transmisión sanguínea

La transmisión sanguínea se puede prevenir mediante rigurosos controles sanitarios en donaciones de sangre, órganos, tejidos y componentes para inseminación artificial o fecundación in vitro.

No se deben compartir agujas, jeringuillas y otros objetos en usuarios de ADVP (administración de drogas por vía parenteral) por el elevado riesgo de inyección de restos hemáticos alojados en dichos utensilios. Esto mismo puede aplicarse a los objetos de aseo personal (cortaúñas, tijeras, maquinillas de afeitar, cepillos de dientes, pinzas…).

En los centros sanitarios se deben minimizar los riesgos de accidente biológico o corte/pinchazo accidental implementando medidas de protección (equipos de protección individual o EPIs, sistemas de bioseguridad en agujas y contenedores preparados para residuos orgánicos infecciosos), así como instaurar campañas de formación de los trabajadores sanitarios.

En aquellos lugares no sanitarios donde se utilicen agujas u otros objetos cortantes como centros de estética o tatuajes se deben esterilizar o utilizar objetos desechables de un solo uso para evitar la transmisión cruzada del virus.

Evitar la transmisión sexual

El mejor método para evitar la transmisión del VIH durante las relaciones sexuales de cualquier índole es mediante el uso correcto del preservativo (masculino o femenino). El sexo anal es el de mayor riesgo de transmisión del virus dado que la mucosa anal es mucho más frágil que la vaginal. Realizar prácticas sexuales durante la menstruación también aumenta el riesgo de transmisión de la infección. Los besos y la masturbación entre componentes serodiscordantes no entrañan riesgos de transmisión salvo que uno de los componentes tenga lesiones sangrantes.

Evitar la transmisión vertical

La transmisión madre-hijo de la infección por VIH puede producirse en diferentes momentos del embarazo y puerperio (mientras el feto está en el útero, en el parto o durante la lactancia). La probabilidad de transmisión en estas circunstancias es del 25-30%, y se reduce a menos del 1% si la madre recibe tto antirretroviral. Por lo tanto el objetivo principal es evitar el embarazo antes de que se pueda administrar a la madre el tto adecuado.

¿Los anticonceptivos aumentan el riesgo de padecer VIH?

No, los anticonceptivos no aumentan el riesgo de padecer VIH. De hecho, los métodos barrera como el preservativo (masculino o femenino) protegen contra la infección por VIH.

El resto de métodos anticonceptivos NO protegen contra el VIH ni contra ninguna infección de transmisión sexual.

¿Tienen las personas con VIH más riesgo de contraer el COVID-19?

Actualmente no hay evidencia científica que indique que las personas con VIH tengan más riesgo de padecer el coronavirus que el resto. Tampoco tienen más riesgo de desarrollar complicaciones por COVID-19 los infectados por VIH frente a cualquier otro paciente con las mismas características (edad, sexo…) o las mismas patologías de base.

“Tú puedes evitarlo”

En 1991 E. Magic Jhonson, celebrity de la NBA, anunció que estaba infectado por VIH. Pero no lo hizo desde un prisma de negatividad, todo lo contrario, demostró que la vida no termina tras un diagnóstico así. De hecho en los Juegos Olímpicos de 1992 en Barcelona dirigió al Dream Team, consiguiendo el oro olímpico y demostrando que los pacientes seropositivos pueden alcanzar las más altas cotas del deporte de élite. Su libro es una guía de hábitos saludables para los pacientes con VIH.

Con esta reflexión terminamos las preguntas más frecuentes según Internet sobre el VIH y el SIDA. Si hay alguna duda o pregunta que os gustaría realizar sobre esta infección, podéis dejarla en los comentarios.

Lo peor de esta enfermedad es su estigma social, hagamos saber a todos aquellos pacientes que la padecen que no están solos y que mediante un tratamiento y prevención adecuados mantendremos al virus a raya.

Nos vemos en el blog, ¡Chao!

Bibliografía:

  1. Gómez Sánchez, M. C.; Álvarez Gómez, L. Cuidados de Enfermería a pacientes con infección VIH/SIDA. Ilustre Colegio Oficial de Enfermería de Madrid. 2017. Págs.: 17-158
  2. Fuente: Cápsulas informativas coronavirus y VIH. Ministerio de Sanidad, Consumo y Servicios Sociales. Gobierno de España. Consultado el 26/11/2020. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/homeCoronavirus.htm
  3. Fuente: Vigilancia epidemiológica del VIH y SIDA en España 2018. Actualización 30 de junio de 2019. Sistema de información sobre nuevos diagnósticos de VIH. Registro nacional de casos de sida dirección general de salud pública, calidad e innovación sistemas autonómicos de vigilancia epidemiológica. Noviembre, 2019. Consultado el 26/11/2020. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/vigilancia/doc/Informe_VIH_SIDA_2019_21112019.pdf
  4. Fuente: La vacuna española MVA-B contra el VIH logra una respuesta inmune del 90%. BarnaClinic+. Consultado el 26/11/2020.
  5. Fuente: Documento de Consenso: PROFILAXIS PREEXPOSICIÓN AL VIH EN ESPAÑA. Plan Nacional sobre el SIDA grupo de expertos PREP. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Enero 2018. Consultado 27/11/2020.
  6. Fuente: Documento de Consenso: Documento de Consenso sobre Profilaxis postexposición ocupacional y no ocupacional en relación con el VIH, VHB y VHC en adultos y niños. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Marzo 2015. Consultado 27/11/2020.
Diana
Enfermera titulada por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, he trabajado en varias unidades (UCI, Urgencias, Dermatología, Cardiología, Medicina Nuclear...) y servicios (S.A.M.U.R - PC, NHS, Atención Primaria, Hospital 12 de Octubre,...) Actualmente enfermera en Clínica Universidad de Navarra en Madrid.