Hace unos días estuve leyendo unos artículos sobre sueroterapia, y esto me inspiró para escribir el siguiente post. La razón es muy simple, para ser un buen profesional sanitario debemos manejar ampliamente nuestro campo de competencias, y personalmente me encontré