Comienzo

Hace algo más de un año inicié mis andaduras por los blogs y desde luego no por iniciativa propia. En la carrera de enfermería de la URJC, todas las prácticas hospitalarias deben ir acompañadas de un diario reflexivo (DR), un cuaderno de campo o ambos, aunque casi siempre suelen exigir lo primero (dependiendo del profesor a cuya asignatura corresponda el rotatorio).

Pues bien, tanto para mi como para la  mayoría de mis compañeros a priori el DR resulto ser un esfuerzo añadido a los trabajos de la universidad (proceso de atención en enfermería o P. A. E., seminarios…) así como a las propias prácticas. Se nos avecinaba como un proyecto inservible, una gran pérdida de tiempo para justificar el famoso Plan Bolonia, introducido en nuestra carrera el año que empezamos (desde luego en esto y en muchas otras situaciones había un sentimiento global de ser un “experimento con patas”).

Aunque he de decir que muchos de los que hicimos resultaron en desastre, sí que hubo algunos cuya estructura se asemejaba más a un cuaderno de campo que supieron lograr el objetivo con el que se habían propuesto. Tal vez os preguntéis qué diferencias existen entre un cuaderno de campo y un DR. Pues bien,  hay unas sutiles diferencias entre un estilo y otro a pesar de ser cierto que los límites no están bien establecidos en función de quien diseñe las metas de ambos. El cuaderno de campo es más técnico, persigue integrar los conocimientos de las patologías más prevalentes de cada planta junto con el trabajo que desarrolla la enfermería tanto singular como interdisciplinarmente. Se puede realizar mediante un mapeo del entorno, las técnicas a desarrollar, una breve actitud tanto del paciente como del sanitario, etc. Por el contrario el DR es más holístico, y su fin último es conseguir que el alumno tenga una visión de la enfermería más orientada hacia la esfera psicosocial del paciente y de él mismo. En resumen, se deben tener en cuenta las emociones, creencias y diferencias culturales del paciente en su tratamiento para no convertirse en máquinas de canalizar vías y poner sueros.

Aunque sea poco correcto admitirlo, de mi propia experiencia como alumna he de decir que fueron los cuadernos de campo de los que más aprendí. Con esto no me refiero a que los DR no me enseñaron lecciones, claro que lo hicieron, sin embargo los que más me ayudaron fueron los primeros, pues la parte psicosocial venía muchas veces de la mano en el análisis de ciertas situaciones más físicas.

En fin, ya en los últimos rotatorios de mi carrera, a mis profesores de la facultad se les ocurrió la brillante idea (no se muy bien las motivaciones que les llevarían a ello) de que uno de los diarios se hiciera de manera virtual, mediante un blog en internet (señalaré el agravante de que queda expuesto a la vista de todo el mundo en el sentido literal). Es cierto que un diario no debe contener datos personales de los pacientes por aquello de la protección de datos y el derecho a la intimidad, pero ¿qué hay de la nuestra?, ¿Realmente teníamos que desnudar nuestras experiencias, pensamientos y reflexiones a ojos ajenos? Pues si, y de hecho esa fue la motivación para la creación de mi primer blog en WordPress.com.Wordpress photo

Quien haya leído mis entradas anteriores comprobará que hay un claro disbalance en la calidad de las mismas. Hay entradas con una temática interesante y reforzada con multitud de reseñas bibliográficas, y otras que parecen un chascarrillo del día. El motivo de esto es la obligatoriedad de redactar casi a diario post para poder cumplir con los objetivos de la carrera.

A pesar de lo anterior, y gracias al apoyo de mi pareja sin el cual este blog no sería posible de ninguna de las maneras, el hecho de ver cómo podía ayudar a compañeros con las entradas para el trabajo con el paciente o para realizar trabajos suscitó mi interés por continuar con esta actividad. No sólo eso, se me planteaba la idea de poder enseñar a gente desconocida, profesionales de la sanidad o no, que quisieran saber algo más acerca de un tema en el cual yo podía contribuir con mis conocimientos.

Y es este el motivo de hacer una migración del blog, para dotar de un plus de profesionalidad y altruismo a las nuevas entradas, que espero alcancen una calidad mayor que las antiguas.

Sin más, os animo a compartir conmigo un pedacito de mi experiencia y de mi día a día en este mundo que es la sanidad, siempre buscando el máximo rigor científico y la actualidad.

Photo by Takashi(aes256)
Photo by teamstickergiant

Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone
1 Comment  

  • Carlos

    Estupendo el comienzo!
    De aqui a unos meses en lo mas alto de la blogsfera!

    12 Mayo, 2014 - 3:14 am/ Reply

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR